El mirón uno.


Un día encontré a la señora de las palomas perdida entre casas de piedra desvencijada, en el casco antiguo de la ciudad, y me la llevé cogida del brazo hacia el Paseo de las flores para comprar un enorme ramo de rosas rojas para su marido, que siempre que me lo encuentro por el bar Milán me dice - echando fugaces miradas hacia sus compañeros del cinquillo- que son sus flores favoritas porque le recuerdan al día en que se declaró a su esposa. Y así, caminando y charlando, se nos pasó la tarde. La señora se volvió hacia su casa y yo me entretuve en un solitario paseo por la ciudad de noche para contemplar la magia que desprenden las farolas. ¿Sabes qué? Ahora siempre que me encuentro al marido de la señora de las palomas –al que nosotros llamábamos cariñosamente el mirón uno- me trae una flor de almendro, porque sabe que son mis favoritas y que me recuerdan a ti.

45 comentarios:

Rouge dijo...

Qué personajes tan entrañables se puede encontrar una por la calle :)

Fidel dijo...

Los mejores son los ramos de sonrisas, ya sean rojas o blancas, de avellana o de almendra.
=)

Justyna dijo...

¿Sabes qué es lo malo? Que sólo puedes disfrutar de los almendros un instante, lo que dure la primavera.

Pero eso hace que sean más especiales, y la flor del almendro más bonita. Y eso es más importante que el hecho de que sean tan frágiles.

eme ce dijo...

Yo también soy de las que miran las farolas. Je.

Eris* dijo...

Me encantaría conocer a mirón uno (:

Ignacio Reiva dijo...

Tierno relato. El amor que dura en una flor, dura para toda la vida. Besos

.Amazonica dijo...

Ohh que bonita historia. A mi también me gustaría conocer al mirón uno :)

un besote

Espérame en Siberia dijo...

¡Es verdad! Cuánta magia tienen las farolas =D

•Lola• dijo...

Sos un encanto relatando historias. Tus personajes merecen todos un espacio aparte... y el microrrelato, lo vengo descubriendo hace un tiempo, es un texto capaz de lograr un impacto fuertísimo en poquitas palabras. Eso es genial, por los tiempos que corren... y tambien para el formato de blog, ya que los bloggers pasan leyendo muchas cosas, y sin son breves, concretas y certeras, mucho más fácil es que las recuerden y queden atados a ella.

Marta: gracias por ser una lectora tan fiel durante mi ausencia.

Un beso MUY GRANDE, como decís vos!

Cristina Poulain dijo...

Cada día me gustan más :D:D

UN beso

joselop44 dijo...

Ha sido entrañable, precioso.
Saludos amiga.

la chica pirata dijo...

es un detalle por parte del mirón.
:)

Fernando dijo...

Quien reparte cariño lo suele recibir multiplicado. Casi siempre.
Muy hermoso, Marta.
Un beso .

Clementine dijo...

Que bonito fue ese día entonces :)

Anaid* dijo...

Los buenos perfumes vienen en frascos pequeños. Las buenas historias parece que también.
Genial.

Angus dijo...

Tu blog tiene la esencia de las cosas auténticas. Me gusta la cadencia de tus palabras.

Anónimo dijo...

marta, ya ho saps, m'encantas y no atures de posar-me sa pell de gallina amb ses coses que escrius.
t'estim.

Misha dijo...

Haces de todo lo que escribes algo mágico y dulce. Me ha encantado esta minihistoria, porque tiene un aire muy pronunciado de melancolía.
Muchos besos(LL)
espero que vaya bien al lectura hahaha
:D

Neer dijo...

Las farolas, mis viejos amigos de entretenimiento cuadndo no sé que hacer y estoy en le pueblo. Me quedo mirándolas atontonada y se me vienen millones de historias ala abeza ains que cosas verda?

jaja ^^ a mi tb mirón uno :P

Gracias x tus palabras en el últimoo post, tla vez el que me lo dijera tanta gente influyó bastante y era 'ese pekeño golpe de confianza' que necesitaba :)

Un beso

leoriginaldisaster dijo...

que majo el hombre!y que bonito!!!
esto es verdad?o es tu imaginacion?...:).. un beso!

Lasosita dijo...

Cuánta ternura desprende este texto; Marta, .... mezclas flores con palomas, con la magia de las farolas...

Un placer visitar tus cuentos reinventados!

Un mimo GRANDE!

leoriginaldisaster dijo...

Pues esta bonito como juegas con los recuerdos...:).
me alegro que te guste el cuento^^
un besote!!

àngela dijo...

¡Que bonito! Me gustan las flores :)

Diario de un PEaton dijo...

me gusta la delicadesa con la cual te atreves a contar tus relatos,eres muy romantica hasta para escribr, ojala que seas feliz.

sOlo una pregunta, tu texto fue real, conoces Milan??

Ela dijo...

debe haber sido un dia lleno de magia

besos

Mendey dijo...

Aveces no sabes que angeles puedes encontrarte al final de cuentas,es el olor que te recuerda a el pero esta presente cada vez que el miron uno, te trae un almendro que bonito :)

un beso martha te sigo :*

Belén dijo...

Si regalas flores, te las darán...

Besicos

Carolina dijo...

Marta...eres una artista. Así te lo digo.
Este relato en especial me encanta, me parece muy entrañable.
Y el de París me ha enamorado, estoy por ponérmelo de página principal y quitar el Google.

Miles de besos muy grandes para tí, corazón!

Leonard dijo...

^^, me agrado.

Anónimo dijo...

adoro tu forma de escribir chica de los retazos, es que es tan dulce!

lys dijo...

Es un entrañable relato, muy bello.

Un beso.

Espérame en Siberia dijo...

Muchos besos GIGANTES para ti tambièn :)

DIAVOLO dijo...

¡Qué bonito, Marta!

Cuando quieras nos damos un paseo para disfrutar de la magia de las farolas. Si puedo, te llevaré flores de almendro.

Besos.

Zuresh dijo...

llegué de casualidad y la imagen de esas rosas rojas me dejaron impaciente de más retazos...
te sigo!
saludos

La Caperucita que se comió al lobo. dijo...

Intentare luchar por lo que nos une, vuestros comentarios me han ayudado mucho en este post, de verdad.

El mirón uno! Que personaje más bonito, te regalará miles de flores y lo recordaras siempre.

Un beso :*

Manuel dijo...

¿Prefieres que te vean o que te miren?
Buenos días.

lis.en.silencio dijo...

Qué adorable! hay gente que nos sorprende gratamente :)

Muaaaks.

Cora Álvarez dijo...

la ciudad de noche para contemplar la magia que desprenden las farolas.

Dan ganas de seguir leyendo aunque no haya más líneas.

Camila Mardones.- dijo...

Hermosa fotografía.

ele* dijo...

me has recordado a la chica de los jazmines (la de perdona, si te llamo amor).
que vecinos más simpáticos, los tuyos.

;)

V dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
V dijo...

Qué agradable el señor...
Y qué bonito este relato, lleno de cosas cotidianas, gente de la calle tan sumamente agradable.

Besos.

V

P.D. Siento haberte hecho llorar, pero la verdad es que me alegra haberte transmitido algo.
Eso sí, ahora, sonríe.

Peter_Pan dijo...

bueno esta vez no desapareci casi nada de tiempo debido a varios problemillas.. pero espero que se solucionen pronto y pueda seguir "desaprecido" uuu besitos ^^

Agoral dijo...

La foto, preciosa,
el texto, entrañable :)

Es una historia de verdad? =)

Marian dijo...

Hola Marta, gracias por pasar por mi blog!!!
Te cuento que como estoy con la conexion telefonica no me puedo fijar como hice para que se actualice en los otros blogs, lo que hice al final porque ya no sabia el porque, cree otro blog, compare la configuracion, puse en el mio todo igual al nuevo, algo de mas yo habia agregado y eso no permitia que se actualice y despues suprimi ese 2 blog que habia creado.
Espero que te sirva, si no cuando tenga la conexion de banda ancha me fijo y te digo.
Muy lindo tu blog!!!!!! Voy a pasar mas seguido por aqui!!!!
Te mando un abrazo y feliz dia del amigo!!!
Besitos