La pequeña Irene.

En la habitación, junto a la chimenea, él y ella se abrazan, muy fuerte, y se miran embobados. A veces la pequeña Irene se queda observándolos tras la puerta entreabierta y los ojos se le iluminan al verlos tan felices. Se siente orgullosa de sus padres y sueña con llegar a vivir su historia -algún día- cuando sea mayor, y plasmar sobre el papel su romance – pues a la pequeña le gusta dibujar-. Pero lo que más le gusta es cuando ellos dos se dedican enormes sonrisas, cogidos de la mano, y sus mejillas se tiñen de un color rosado. Irene recuerda con emoción el día en que preguntó por qué les pasaba eso: él la alzó y, abrazándola contra su pecho, le dijo que aquello siempre ocurría cuando dos personas se querían mucho. Y ellos eran el doble de felices, porque la tenían a ella.

24 comentarios:

hapihapilive dijo...

=O
que lindoo!
me acabo de enamorar de la pequeña irene...(en el buen sentido) ...que linda!
me encanta...ojala aparecieran mas a menudo esos amores. que felicidad hay aqui =)

besos!!

Marina dijo...

que bonito....*.*

sabes que?? me has hecho llorar con la cancion de "only hope" hacia mucho tiempo que no la escuchaba...

Un beso!:)

àngela dijo...

Conozco una pequeña Irene y creo que puedo ver el mismo cariño en sus ojos

Favio dijo...

nunca se fue ella, siempre se sonreía y espera con ganas el futuro (aquel chico que la haga sonrojar tamibén..)

me gustó :)

galicia maravillas dijo...

Tu historia tiene la misma chimenea que Jane Eyre :) o eso, o que yo la miro igual :)
...me encantó! :)

•Laura Avellaneda• dijo...

Quizás yo soy un poco Irene cada vez que veo a mis papás besándose.

Agua dijo...

Que bonito!!!!!!! ojala todos pudieramos repetir una historia de amor asi! :-) Besitos y buen finde!

mí misma dijo...

Guou.. Admiradores dice x)
Sigo por fotolog.com/andsheshakes ;)
Te dejo bonita, que tengo que marcharme ya, a ver si me paso a leerte un poco, que esto tiene buena pinta. Muaks!

Lasosita dijo...

Linda historia!

Hay momentos increíblemente felices, de los que echar mano cuando vienen los ya no tan felices.

Un beso!

Edu dijo...

Lineas construidas a golpe de sentimiento. Muy emotivas.
Un Saludo.

María dijo...

y no volvió a soltarla nunca :)

Albademadrugada dijo...

:) (sabes que estoy sonriendo como una tonta?) precioso jijiji


un besiño marta :)))

Belén dijo...

Bueno, la felicidad con niños es mas plena... eso dicen...

Besicos

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Y ellos eran el doble de felices, porque la tenían a ella."

precioso
saludos y buen fin de semana.

princesa.incandescente. dijo...

yo quiero ser tan feliz como sus padres.
Bonita entrada :)

Emecé dijo...

Muy delicado, ameno y claro. Me gusta tu escritura...sigue así;)

elena. dijo...

qué blog tan bonito tienes :)

L . dijo...

Es precioso... hacía tiempo que no me pasaba por aquí, pero como siempre, ha valido la pena.
Un besito y me pasaré más a menudo, te lo aseguro.

Aarongc2 dijo...

Está muy copado tu blog y me gusta tu ultima letra.
Un gusto, te espero en el mio, te estoy siguiendo,
Nos vemos .
Suerte.

мαяια dijo...

Qué dulce y qué bonito. Las historias con niños como protagonistas (siempre y cuando no sean niños diabólicos o historias de terror) son mi debilidad, no puedo evitarlo...

P.D. Fuera de contexto: en este blog suena el "Only hope" de Mandy Moore porque has visto la película, ¿verdad? ;) Es una de mis favoritas...

Un besazo!

Parpadee dijo...

Seguramente Irene podrá algún día decir esas mismas palabras a su hijo pequeño. Y éste soñará con repetir esta historia hasta el infinito.

Así da gusto ser una familia. No hay amor como ese.

AAN dijo...

Cuando cumplió treinta años, la pequeña Irene seguía buscando aquello que había vivido en casa, pero no daba con ello...

Besito, linda

rOo RAMONE dijo...

=)
Me pasa lo mismo al ver a mis papás a esta edad!


Un beso hermosa!

Fernando dijo...

Muy tierno y hermoso.
Hay que saber escribir muy bien para contarnos tantas cosas de Irene y sus padres en unas pocas líneas.
Encantado, Marta.