El faro.


Un sonido. Las olas deshaciéndose entre las rocas, una sinfonía compuesta para ella. Una imagen. La del faro, aquel gigante blanco y desvencijado, guardián del hogar de Neptuno, que guía a los navegantes de tierras lejanas. La bruma se posaba suavemente sobre el acantilado, ocultando los rincones más remotos de aquel paisaje marino. Ella esperaba, sentada en el abismo, la llegada de la luna y sus acompañantes, las estrellas, para contemplarlas en silencio y lanzar miles de deseos. Recordaba viejos cuentos de sirenas y barcos hundidos, de fantasmas que deambulaban en aquella estructura abandonada, y de pescadores que habían hallado míticas criaturas en alguno de sus viajes, e imaginaba que volvía a ser una niña de ojos azules y expectantes que escuchaba, sobre el regazo de su abuelo, todas aquellas fantasías que colmaban sus sueños.

25 comentarios:

Edu dijo...

Bello Faro es el que describes.
Un Saludo.

Belén dijo...

Siempre son sitios donde las musas se esconden y tienes que buscarlas entre las luces...

besicos

мαяια dijo...

Tal y cómo lo describes, resulta realmente fácil viajar a ese faro y convertirse en esa niña que escucha cuentos de sirena de boca de su abuelo.

Realmente has conseguido plasmar y transmitir todo lo necesario para pensar en todas esas historias de ensueño al pie del faro ;)

Un saludo!

Parpadee dijo...

Líneas que suenan a cantos de sirena. Cuentos de azul y sal bajo el murmullo de la espuma y el chapoteo de una ola atrapada entre las rocas.

Yo nací junto al mar y el corazón lo tengo pasado por agua. ^^

Marina dijo...

acabas de hacer que se me salten las lagrimas con la cancion de " only hope" hacia tanto tiempo que no la escuchaba...

Someone exactly like you. dijo...

A veces el mínimo recuerdo nos hace volver a esa época en la que todo nos parecía fácil.No crezcas nunca del todo :*

galicia maravillas dijo...

Si es que es fantástico esperar sentada la llegada de la luna y sus amigas las estrellas... y que te cuenten un cuento :)
Que tu semana llegue soleada de sueños y cuentos :)

•Laura Avellaneda• dijo...

Todo lo que hay acá nos invita a soñar, eso es mágico...

Y una desea ser la protagonista de los textos... a mí me pasa, al menos.

JaviC dijo...

Quién tuviera cerca un faro para ir a reflexionar siempre que le entren dudas trascendentales XD

HUMO dijo...

Precioso, precioso texto!!!
Además tengo una locura importante con los faros!

cariños!

=) HUMO

joselop44 dijo...

Muy bonito, me ha encantado.
Saludos

pati dijo...

Y sin embargo, yo estoy segura de que no harían falta faros para volver a escuchar la voz del abuelo... Está en ella.

Precioso.

Un besito, marta :)

Lasosita dijo...

Qué buenos son los cuentos contados por los abuelos!
Volvemos siempre a ser niñas con ojos azules y fantasías intactas...

Un besiño, princesa!

Marta dijo...

Después de leerte me han entrado ganas de entrar en la foto y ser esa niña.

Un placer descubrirte.

Dara Scully dijo...

Si lo deseaba mucho, podría volver a ser esa niña. Era cuestión de pedírselo al montón de estrellas del cielo.



un miau amarillo pollito

La niña perdida dijo...

gracias Marta.gracias por encontrarme :)

.Amazonica dijo...

Aquellas fantasías que recordará por siempre a través del tiempo.

un besito marta :)

Agua dijo...

Que bonita postal... disfrutar del mar con la compañia de las historias fantasticas del abuelo, escuchando con oidos de niña inocente, otra vez. Perdemos mucho cuando perdemos la inocencia...beos! Por cierto, te he dicho ya que escribes genial???!!!

hapihapilive dijo...

que bonito.
yo tb echo de menos esas historias y chistes que me contaban...
oirlos de una voz cariñosa es mejor que leerlo.

me ha encantado el faro =)

besoooos!!!

aLba (*) dijo...

siempre algo que nos hace recordar..

abre los ojos dijo...

Estar cerca del mar y respirar.

Albademadrugada dijo...

y en el faro, aquel farero de cuento.

beso marta! (por cierto, menuda cabecera! :)

àngela dijo...

Me encantan los faros

txe dijo...

muy lindo

Gara dijo...

Q bonitos recuerdos,a la verita del Mar y a la luz de ese faro.me encantó

Besos