Cita en sueños.

―A las dos menos cuarto te espero en el sueño de siempre-susurró, con una efusión centelleante en la voz-, no olvides que a las dos tenemos reservada una mesa junto al chisporroteo del fuego, y esta vez no podemos llegar tarde.

―Y al terminar, a eso de las tres… ¿dónde quedamos?-inquirió ella, impaciente.

―Mmmm… A las tres y cinco tengo cita con uno de mis sueños repetitivos. Quizás sería mejor vernos a las cuatro.

― ¿Y qué te parece si nos vemos a las 3:02 y así rompemos el esquema? Te llevo volando a nuestro rincón perdido y pasamos la tarde soplando dientes de león.


12 comentarios:

Dara Scully dijo...

Rompieron con la rutina, y les quedó el sabor dulce de lo inesperado.




miau, bonita.

Emecé dijo...

Me uno a ti yo tb ;) gracias....empezaré a leerte!

Belén dijo...

Eso eso, las rutinas están para romperlas de vez en cuando...

Besicos

Agua dijo...

Me encnataría poder quedar en sueños con uno que yo me sé...y soplariamos estrellas en nuestras mejillas. Besitos!

pati dijo...

Y qué más da si hay rutina? Lo maravilloso es esa cita en sueños

;)

Me ha encantado tu casa, marta.
Pocas palabras para decir grandes cosas...

Te sigo

Un besito :)

Parpadee dijo...

Para horarios ya tenemos bastante con el día a día.

Los sueños están para romper con todo... hasta con la ley de la gravedad. :)

Lorena G.B dijo...

Los horarios están para romperlos :)

Melpómene dijo...

el romper con la rutina, da un respiro a tu vida..


un beso

AAN dijo...

Soplando dientes de león, como la Bella :).

Si, rompe los esquemas y sonríe al sol.

Besito, guapa

Fractured hand. dijo...

Y desapareció la rutina, por fín.

Un besazo ;)

R. dijo...

Todo para eliminar las pesadillas.

Ignacio Reiva dijo...

Tal vez, por no respetar las reglas del soñar, no haga falta despertarse y el encuentro sea eterno.